Pescadas en el cantábrico durante la campaña de primavera del 2017 con artes tradicionales de pesca, las anchoas se clasifican por tamaño, se descabezan manualmente y se posan a madurar en barriles con sal y prensa. El tiempo de maduración en bodega es uno de los factores de intensidad del sabor y la textura de la anchoa. Las anchoas pasan como mínimo 6 meses madurando, una vez logrado el nivel deseado de maduración se filetean a mano, una a una, y se envasan en aceite de oliva. Para su perfecta conservación tienen que estar siempre cubiertas de aceite, de tal manera que mantengan todo su sabor.

El envase de velero es ideal para conservarlas. En este formato la medida es de 11 por camada o más gorda. Cuentan unas 35 unidades.