El chorizo ​​de bellota FISAN desprende aroma y sabor. Se elabora con el adobo tradicional y con todas las carnes nobles del cerdo (que nunca son congeladas). La curación se lleva a cabo en secaderos naturales durante al menos cinco meses. Es 100% natural.

FISAN, es una empresa de gran tradición, ubicada en Campillo de Salvatierra (Guijuelo) en una zona rodeada de tres cordilleras que le proporciona un microclima propio caracterizado principalmente por sus inviernos largos, secos y fríos con una temporada de «calor» reducida y seca, clima idóneo para el secado y curado de los productos.