Queso austríaco de pasta dura, leche pasteurizada ecológica de vaca, maduración de más de 10 meses en cueva, con corteza natural. Sin lactosa.

Sabor afrutado y equilibrado, textura muy fina.