Con la elaboración de la Mojama, Herpac comenzó su actividad artesanal hace ya más de 30 años, secando el atún sin más elementos que los vientos y el sol de Barbate. Desde entonces, la mojama Herpac se ha convertido en un producto singular, inimitable y uno de los más aplaudidos por los consumidores que valoran su exquisito sabor y su elaboración artesanal. Es una de las pocas que ha sido seleccionada para lucir el distinguido sello de la Indicación Geográfica Protegida “Mojama de Barbate”, otorgado por la Unión Europea a aquellos que cumplen con los estrictos requisitos de elaboración y altos estándares de calidad.

Único como aperitivo, en ensalada o en cualquier otro formato, la mojama de Herpac dará un toque de distinción y calidad en tu mesa. Directo del mar en tu casa, con elaboración artesanal y con la garantía Herpac.

Por norma general, la mojama no necesita acompañamiento. Podemos degustarla en finas rodajas o con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Las almendras, y otros frutos secos, son ideales para saborear la mojama. Su sabor intenso puede dar un toque único y totalmente diferente a tus recetas. Para maridar la mojama, tanto la cerveza como el vino son ideales. Especialmente, las cervezas rubias y vinos blancos, como la Manzanilla de Sanlúcar o vino Fino de Jerez.