Auténtico Gouda holandés con 4 meses de maduración y sólo un 19% de materia grasa, para cuidar nuestra dieta sin renunciar al sabor. De gusto refinado y textura cremosa. No contiene ningún aditivo adicional en su maduración y se envejece según el método tradicional. Lo podemos degustar con una cerveza 00 o con un  té rooibos o un vino rosado.