El caviar del Mediterráneo, sabor a mar puro, profundo, intenso, y una textura tierna. La hueva de mújol es conocida como el caviar del Mediterráneo y muy valorada por tener un intenso sabor a mar, incluso más que el mojama IGP. Sólo se elabora con sal marina. Proviene de los huevos de las hembras del mújol y después de su extracción, se procede a salar y secar.

El proceso de secado es mixto al igual que en cualquier otro salazón, donde se fusionan aire natural y artificial para conseguir un acabado irresistible. En el extranjero, sobre todo en Italia, es conocida como Bottarga, y es ideal para potenciar el sabor de los platos de pasta, ensaladas, pizzas… convirtiéndolos en una auténtica maravilla para el paladar.

Salazones Herpac, es una empresa familiar nacida hace más de 30 años, ubicada en un entorno privilegiado, junto a la almadraba en la localidad de Barbate provincia de Cádiz. Especialistas en mojama, atún rojo, sardinas y caballa, la clave de la calidad es que se elabora el producto en fresco, recién pescado, aportando al producto unas cualidades organolépticas excepcionales. Utilizan la almadraba como arte de pesca sostenible.